opinion:¿Videojuegos, un negocio?

 

Debido a que mi carrera universitaria me exige el conocimiento de conceptos de economía se me hizo bastante fácil abandonar los temas más “inn” como lo son las reseñas o lanzamientos para dedicarme a un tema que, a pesar de a pesar de formar parte de él,  muy pocos consumidores  toman en cuenta como lo es la economía dentro de los videojuegos.

Muy a pesar de las ínfulas artísticas y místicas que personalmente muchos gamers puedan asumir con respecto a este tema, tenemos que estar claros en algo; los videojuegos son un mercado; un mercado altamente competitivo en el cual se establecen parámetros que indican a los consumidores  que es bueno y que es malo. Que muy a pesar de lo que se crea los números está por encima de los conceptos, que los estudios de marketing superan la calidad narrativa de un titulo y que absolutamente todo está regido por el dinero.

capitalismo_capitalista

En la actualidad la demanda de videojuegos es muy alta, debido a la masificación del concepto.  Anteriormente digamos, hace 20 años,  los videojuegos eran exclusivos para un pequeño  espectro de la población, la cual a pesar de tener sus excepciones,  figuraban niños o preadolescentes,  que buscaban una alternativa a los deportes o con afición lúdica, esto ha cambiado debido a la popularización del medio, ya sea famosos admitiendo que disfrutaron algún RPG o mediante series de televisión o películas que dan a conocer mucho más acerca de este mundillo.

Si bien las intenciones de los diseñadores y programadores puedan ser más nobles  lo correcto es que las compañías y distribuidoras son las que tienen el poder y los consumidores les damos ese poder.  Gracias  a esas compañías el medio se ha estancado, debido a que a pesar de que se cuentan con más recursos,  los estudios de mercado solo se basan en lo más llamativo, lo más popular. Esto en parte gracias a nuestra afición a ciertos productos, estamos predispuestos a consumir un producto que lleve un nombre conocido, lo cual hace que un universo se extienda más de lo necesario y termine siendo una saga interminable.

Assassins Creed, Metal Gear  y Call of Duty son los principales afectados por las decisiones de marketing, fueron en un principio sagas innovadoras, con mecánicas magnificas que debido a su popularidad se extendieron más de lo necesario, y si bien no son juegos malos, limitan a las compañías a crear conceptos que lleven a un nuevo nivel nuestra expectativas por mantenerse en su zona de confort.

010videojuegos_elias_daniel2

Pero ¿son las compañías responsables de estos descalabros? La respuesta es no, si bien ellos toman las decisiones en sus negocios, los consumidores con sus compras son los que deciden quien vive y quien muere en este mercado, tenemos un poder que apenas sospechamos, podemos cambiar la industria, pero debemos conocer dicha industria, conocer sus  bases, las pequeñas partes que componen una obra, y sobre todo volvernos más exigentes.