Siguiendo la vieja tradición de los brujosen The Witcher 3, Geralt llevó a Ciri a Kaer Morhen cuando ella entró en su cuidado. Allí él y Vesemir le enseñaron en las artes profesionales asesinos de monstruo. Fue entonces cuando sus talentos mágicos fueron revelados por primera vez, y descubrieron que ella era una Fuente. El regalo de Ciri resultó ser una maldición también. Debido a ello, algún día tendría que esconderse del mundo entero, incluso Geralt.

La biología de Ciri contenía un gran secreto más, su padre natural no era otro que el emperador de Nilfgaard, Emhyr var Emreis. Y sus palabras confirmaron los temores que recorrían la mente de Geralt. Ciri había regresado y estaba en peligro mortal, porque la incesante Caza Salvaje estaba en su camino.

Podemos apreciar su talentoso trabajo que ha realizado Helen Stifler, al diseñar por si misma cada rasgo de su vestimenta, cada retoque de su maquillaje y hasta la los retoques hechos por photoshop. Demostrando todo lo que Ciri representa desde su fiereza, osadia hasta el gran poder que lleva en su interior.

¿Qué te parece el trabajo que nos ofrece Helen Stifler? Déjanos saber tu opinión en la caja de comentarios.