Todo cae por su propio peso. The Pokémon Company ha declarado ponerse al frente de la situación de los hackers en Pokémon Sol y Luna. Para ello ha lanzado una ofensiva que ha resultado en específicamente 7,651 usuarios suspendidos por alterar los datos del juego.

Tal como informa el sitio web Serebii, estas personas ya no podrán conectarse a los siguientes modos: Game Sync, Rating Battle, Battle Competition y Global Mission. Un código de error con el número 090-0212 les informará que han sido expulsados del servicio.

¿Datos alterados?

Está es una de las prácticas que The Pokémon Company desea detener. Los usuarios modifican los archivos del juego lo cual les permite obtener ciertos Pokémon en específico con estadísticas casi perfecta. En enero la compañía realizó otra oleada de ban afectando alrededor de 6,000 tramposos.

¿Qué les pareció está medida de la compañía? Recuerda que tarde o temprano el tramposo pierde más de lo que gana.